China utiliza drones para frenar la extensión del coronavirus Covid-19

La difícil situación que atraviesa el mundo frente a esta nueva pandemia está llevando a países como China, origen del coronavirus Covid-19 del que hasta ahora se conocen dos cepas: la L y la S. Es el propio mandatario chino el que ha recurrido a las últimas tecnologías para combatir el virus desde dentro.

Por eso a través de los medios de comunicación se ven robots desinfectantes para evitar la exposición humana a estos productos, robots para el reparto de comida y paquetes para evitar el contacto humano e incluso de apoyo a la asistencia sanitaria. En medio de este escenario Sincratech centra la atención en el uso de drones en la gestión de emergencias.

Uso de Drone (RPAS) en emergencias

Concretamente, en China se ha utilizado la investigación de tecnología agrícola por parte de la empresa de drones DJI para, a través de una colaboración, adaptar su serie Agras, que se emplea para el rociado y fumigación, para esparcir desinfectante en las principales zonas de afectación por el coronavirus.

Con ello, se cubre una mayor extensión de terreno evitando  el  contacto directo de las personas y profesionales con el Covid-19 y los desinfectantes empleados para su detención.

 

También el gobierno chino ha empleado drones con cámaras térmicas para supervisar la temperatura corporal que facilita la localización de personas con febrícula con tal de limitar los movimientos de infectados y una mayor proliferación del coronavirus en un país que ya cuenta con más de 80.000 casos, mientras el virus se sigue expandiendo por otros países y continentes.

Los drones se utilizan como altavoces de advertencia, con el objetivo de comunicar a aquellos ciudadanos que no respetan las indicaciones y las medidas de higiene impuestas por el gobierno, recordándoles cuestiones como el uso obligatorio de mascarillas en las zonas  públicas, así como invitar a los vecinos a permanecer confinados en sus casas para evitar el avance del coronavirus.

 

 

El uso de las nuevas tecnologías es una prueba más de la gran utilidad de las aeronaves no tripuladas que permiten abarcar más trabajo en un tiempo menor y con gran precisión, salvaguardando la seguridad de los seres humanos en aquellas ocasiones en las que no deben ser expuestos.