CINCO CONSEJOS PARA CUIDAR LAS BATERÍAS DE DRONE ANTE EL FRÍO

Los RPAS (Remotely Piloted Aircraft System) más conocidos comercialmente como drones utilizan baterías para funcionar. Estas baterías, concretamente, son las de LI- PO (Polímero de litio).

 

Además de ser muy inflamables por el material que contienen, hemos de tener en cuenta que su principal función es generar una corriente eléctrica a partir de energía química y que cualquier reacción química responde peor cuando en el entorno hay bajas temperaturas. La realidad es que el frío reduce su rendimiento y eso puede mermar la vida útil de una batería y por lo tanto restar las horas de autonomía del drone en los vuelos.

 

Una reacción química responde peor cuando en el entorno hay bajas temperaturas

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, las batería puede durar mucho menos e incluso no suministrar el voltaje suficiente ante un pico de consumo, no cubriendo las necesidades de autonomía de trabajo y seguridad deseables en un RPAS.

 

Por ello, desde Sincratech queremos compartiros en este artículo cinco consejos para que las baterías de vuestro drone sufran menos en invierno por las bajas temperaturas. Estas son nuestras recomendaciones.

Consejos:

  1. Se recomienda, como se hace habitualmente, que se haga una carga las baterías el día de antes, para facilitar que la química esté activa.
  2. Almacena las batería a 3’8 voltios por celda, lo que se conoce como modo «storage» si no las vas a usar. Esto debes hacerlo siempre,  tanto si hace frío como si no.
  3. Antes de volar, resguárdalas en un lugar aislado para que el frío no les afecte. Siempre es aconsejable alejarlas de la nieve, el frío y la humedad.
  4. Antes de empezar a volar, mantén el drone en vuelo estático durante al menos un minuto, para que la batería comience a tomar temperatura. De ese modo nos aseguramos de que ofrezca el máximo rendimiento a pesar de las condiciones que encontramos en el exterior.
  5. Durante el vuelo evita frenar con repentinamente, ascensos bruscos, y cualquier maniobra que genere picos de consumo, y ten en cuenta que por muchas precauciones que tomes, va a disminuir la autonomía del drone y vas a poder volar menos tiempo que en un vuelo con condiciones climatológicas más cálidas. Es importante que tengas en cuenta esto a la hora de programar tus vuelos.

Siempre es aconsejable alejarlas de la nieve, el frío y la humedad

El hecho de que el frío afecte a la vida útil de una batería no significa que la exposición al calor sea idónea, pues también sería perjudicial. Si la batería sube de 60º centígrados puede dañarse. Para que nos hagamos una idea, la temperatura óptima de vuelo en la que la batería puede rendir al 100% es de entre 30 y 40º centígrados. Puedes comprobar la temperatura a mitad de vuelo con la telemetría de la aeronave o con un medidor de temperatura láser.

Si la temperatura de la batería sube de 60º centígrados puede dañarse

Esperemos que esta información sea de vuestra utilidad y que comencéis a ponerla en práctica para sacar el máximo rendimiento posible a las baterías y que podáis prolongar su vida útil con estas sencillas indicaciones que harán que sobrelleven mejor el invierno y las bajas temperaturas.

Para dudas u otras consultas profesionales estamos a vuestra disposición.

Contacta con nosotros
2018-02-28T11:46:00+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies